Las chimeneas de leña o chimeneas de gas, las más demandadas.

Aunque puedes encontrar en el mercado otro tipo de chimeneas con combustibles que , posiblemente, ofrecen un un consumo más “sostenible”, estas son las que más demanda siguen te teniendo. Si estás pensando en poner una en tu casa aquí te explico las ventajas y desventajas para ayudarte a decidir cuales van mejor con tu forma de vida, las chimeneas de leña o chimeneas de gas.

Está claro que cada una de ellas responde a un tipo de persona, espacio y decoración muy distintas, pero ambas responden a una misma necesidad su capacidad de calentar el ambiente y la relajante visión del fuego.

Chimeneas de leña

Son muchos los que piensan que este tipo de chimeneas tradicionales además de ser más sucias tiene un rendimiento un poco bajo (alrededor del 20%), y en parte tienen razón. En una chimenea de leña abierta no puedes controlar la velocidad de combustión ya que entra más aire frío por el conducto de salida de humos en comparación al aire caliente que produce y necesitas mucha leña para que el fuego este siempre al máximo.

Buenas noticias!.Si eres amante del fuego tradicional y no quieres renunciar a las llamas y el crepitar de la leña estás de suerte, en los últimos tiempos los fabricantes de estos aparatos han conseguido unas mejoras sustanciales en este campo para que puedas disfrutar de ellas y tengas un consumo y un gasto en madera más sostenible.

chimeneas de leña o chimeneas de gas 3

 

Ventajas de una chimenea de leña

  1. Las han cerrado con un cristal lo que a su vez evita posibles accidentes, olor a humo y suciedad no deseada.
  2. Estar cerrada nos facilita que podamos regular la velocidad de combustión lo que reduce el consumo de leña.
  3. Las han dotado de unos ventiladores que expulsan el aire caliente hacia el exterior aumentando así las calorías que producen.
  4. Si utilizas una leña adecuada (más dura), con menos cantidad producirá más calorías.
  5. Adaptándole unos tubos flexibles podrías dirigir el calor a otras estancias.
  6. Si en algún momento deseas disfrutar del fuego en vivo sólo necesitas correr el cristal.
  7. chimeneas de leña o chimeneas de gas 1

 

Inconvenientes

  1. Necesitas salida de humos y chimenea exterior.
  2. Debes disponer de espacio para almacenar la leña.
  3. Pasa un tiempo hasta que empieza a calentar el espacio.
  4. Mantenimiento de limpieza de ceniza y deshollinador.

chimeneas de leña o chimeneas de gas 6

 

Chimeneas de gas

Si te atrae el romanticismo de tener una chimenea en casa pero no te ves carreteando leña (porque ni si quiera tienes espacio donde almacenarla),  no va contigo lo de limpiar ceniza o lo más importante, en tu vivienda no hay canalización de humos…Esta es la tuya.

chimeneas de leña o chimeneas de gas 4

 

Vas a tener que elegir entre dos tipos de alimentación. Por un lado, si vas a conectar tu chimenea al suministro de gas natural, si lo tienes instalado en tu vivienda, y por otro, si te decides utilizar las bombonas de gas.

chimeneas de leña o chimeneas de gas 7

 

Ventajas de una chimenea de gas

Se las ha etiquetado como caras sobretodo por el consumo, pero al igual que las de leña, estas también han sido mejoradas considerablemente. Yo soy de la opinión de que el tiempo es dinero y las chimeneas de gas no necesitan de tu tiempo en absoluto.

  1. No tendrás que meterte en obras ya que no necesitan un conducto de extracción tradicional.
  2. Los últimos modelos consumen hasta un 40% menos de gas.
  3. Empieza a calentar en el momento que la enciendes.
  4. No limpias ceniza ni hollín.
  5. Tiene un gran rendimiento, superior al 60%.
  6. Permite jugar con la intensidad de las llamas para crear diferentes ambientes.
  7. Las hay con mando a distanciaaaa!!!!

Inconvenientes

  1. No disfrutas del crepitar de las llamas ni del tradicional olor a leña ardiendo.
  2. No son del todo ecológicas.
  3. A pesar de que existen modelos de chimeneas a gas que presentan falsos leños, no dejan de tener aspecto artificial.
  4. Son más caras.
  5. Aunque se ha reducido el consumo, el gas sigue siendo una opción más cara que la leña.
  6. No aporta calor residual cuando la apagas como las chimeneas de leña.

chimeneas de leña o chimeneas de gas 5

 

CONSEJO:

A todos nos gustan las chimeneas cuanto más grandes mejor, pero ten en cuenta que si instalas una chimenea demasiado grande en proporción al espacio del que dispones, el calor que produzca va a ser excesivo y no vas a poder disfrutar de ella tanto como te gustaría. Sobretodo si además dispones de calefacción.

chimeneas leña o chimeneas de gas

Espero que te haya servido y tengas un poco más claro si tu eres de chimeneas de leña o chimeneas de gas.

 

 

 

 

Cristina Peralta

Interiorista y redactora del blog enclaveDECO | Realizo proyectos de reforma, distribución de espacios y decoración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *