Comprar una damajuana

Hacía tiempo que entraba en mis planes ir a la caza de tesoros y no te vas a creer lo que me sucedió.

La expresión ir a buscar tesoros yo la utilizo cuando me paseo por los anticuarios y “brocanters” o simplemente por la calle a ver que encuentro…aunque esta vez iba con la lista de la compra preparada porque hace tiempo que me ronda la cabeza una “damajuana” para casa.

venta de damajuanas

Durante un rato estuve deambulando de un local a otro curioseando , yo ya sabía donde las podría encontrar, pero decidí dejar mi compra para el final. Por fin entré, atravesé el local y salí a un patio lleno de trastos, muebles por restaurar y en un rincón , llenas de polvo estaban las “damajuanas” amontonadas víctimas de las inclemencias del tiempo. Pero no estaban solas!!! Las acompañaban el dueño del establecimiento y un turista mexicano conversando animadamente, me acerqué y….

Me pareció estar protagonizando un chiste

Un mexicano, un francés y una catalana que se encuentran…

No lo podía creer, estaban discutiendo (de buen rollo) sobre la procedencia de las botellas, mejor dicho sobre el origen del nombre de las mismas.

Yo había leído que la palabra venía del francés dame-jeanne y así lo defendía el propietario de origen francés explicándole que la leyenda de la damajuana en Francia dice que:

En el siglo XIV la reina Juana I de Nápoles se refugió de una tormenta en la aldea de Grasse camino de Gaguignan y en su estancia allí visitó a un artesano del vidrio, y que, interesada por el sistema se dispuso a probar y soplando con gran fuerza consiguió crear una botella de 10 litros, asombrado el vidriero la bautizó como  dame-janne.

Me acerqué interesada por la conversación y con la curiosidad de saber cual era la historia sobre las damajuanas que defendía el señor de México, nos explicó la leyenda que en su país se conocía sobre estas botellas enormes.

En un pueblo de México, una mujer de aspecto regordete salió a buscar vino para su marido que curiosamente era el vidriero del pueblo, éste le entrega a su mujer una nueva botella para que la llenen y ve sorprendida que ha creado una botella con un cuello estrecho pero que se abre con una capacidad como de 4 ó 5 botellas juntas. La mujer llamada Juana de los Milagros González va a por el vino asombrando al comerciante y a los compradores que tras este suceso empiezan a encargarle al vidriero botellas del mismo tamaño, botellas como las de la “dama Juana”

Yo no sé que pensar, las dos historias me gustan…

Tras oír la historia escogí una de las botellas me despedí y entré de nuevo en la tienda para pagar. Contenta con mi compra me fui a casa para volver a ver las imágenes que había encontrado en pinterest para inspirarme. Aquí te dejo algunas:

damajuana comprar

damajuana comprar

damajuana comprar

damajuana comprar

damajuana comprar

damajuana comprar damajuana comprar

damajuana comprar

damajuana comprar

Me voy a tomar la libertad de  incluir este post en la categoría de ICONOS del blog, a fin de cuentas no deja de ser un diseño que ha perdurado a lo largo de los años aunque ahora la tendencia sea usar la damajuana en decoración.

 

Cristina Peralta

Interiorista y redactora del blog enclaveDECO | Realizo proyectos de reforma, distribución de espacios y decoración. | ONLINE o PRESENCIAL dependiendo de la distancia que nos separe.

7 thoughts on “Damajuana, a la caza de tesoros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *